Es una de las fiestas tradicionales de nuestra aldea que acoge la alegría del espíritu navideño y lo ofrenda a través de la recreación y el deporte, ya que la luz indica dinámica, movimiento, iluminación, fogosidad y en este marco de luz realizamos la XVIII edición de nuestra maratón por el Río Cañaveralejo.

Este año por las circunstancias que todos conocemos solo participaron los estudiantes, quienes recorrieron en la maratón los caminos y senderos que circundan nuestro territorio en el Piedemonte de la cordillera Occidental al ritmo del tambor del corazón!